miércoles, 23 de noviembre de 2011

La vida sigue y tenemos que luchar para salir adelante

He estado mucho tiempo ausente, necesitaba volverme a encontrar. Después meses intentándolo, sigo igual o incluso se podría decir que peor. No se quien soy, no tengo claro que quiero hacer para mi futuro... en realidad solo hay una cosa que tengo clara; y es que pase lo que pase no me voy a dar por vencida nunca. Rendirse sería la solución más cobarde y yo no soy de esas. Continuaré luchando hasta el final. Estoy completamente convencida de que tarde o temprano la enfermedad del Parkinson tendrá cura y si para encontrarla puedo ayudar lo haré.

Debería resumir todo lo sucedido durante este tiempo así que voy a poneros al día... he pasado una época económicamente muy mal ya que si ya de por si esta difícil encontrar trabajo, con mi enfermedad aun se complica más. Para mi, tener trabajo no ha sido difícil, lo difícil es mantenerlo. El último empleo que he tenido fue a principios de octubre, me cogieron como dependienta en una óptica. Era una oferta increíble a media jornada y con contrato de minusvalía. Pero por desgracia no duré ni dos semanas. Tuvo que acabar pinchándome mi jefe. 

Por otro lado, los médicos me aumentaron la medicación ya que en varias ocasiones me he quedado sin poder llegar a mi casa (estando tan solo a dos calles). Actualmente voy a 8 pastillas diarias y cuando la distonia o engarrotamiento me afecta en la espalda, tengo que pincharme 3mg de apomorfina.las tres últimas veces que he tenido que pincharme he tenido unos ataques críticos no se si causados a que la apomorfina me da alergia o a que al aumentarme la dosis de la medicación, me estoy sobre medicando. Aunque el afecto es prácticamente instantáneo ( el engarrotamiento tiene una durada de unos 15 minutos máximo), me mareo hasta tal punto de caerme al suelo, empiezo a sudar y a tener mucho calor, y después me entra un frío increíble. 

A causa de todo esto he pedido la incapacidad laboral ya que estos ataques cada vez me vienen más seguidos. Ahora solo me queda esperar a que me digan si me la dan o no. todo es cuestión de tiempo y paciencia. 

Lo que peor llevo es el tener que aceptar que con tan solo 23 años no puedo tener un trabajo estable, al estar todo el día sin hacer nada me da mucho a pensar pero aun así, no consigo encontrarme...

jueves, 25 de agosto de 2011

sin comentarios

Llevo meses sin escribir y hoy tampoco hay ganas... simplemente queria subir un video de esta mañana.

video



Esto es una pequeña filmacion de cuando me encuentro mal...

jueves, 20 de enero de 2011

NUEVOS PROBLEMAS NEUROLÓGICOS

Empezaba de nuevo la rutina. El pasado lunes volvieron a empezar las clase. Cuando me levante ya vi que alguna cosa no acababa de funcionar. Tenia el pie derecho completamente rígido, no podía mover ni el tobillo ni los dedos. No le di la más mínima importancia, me vestí y me dirigí al instituto. Me pase la mañana quejándome de unas rampas en toda la pierna derecha. 
Al llegar a Valencia fui a comer con un amigo y luego quería ir de compras. Me enamoré de unas botas que vi en un escaparate y entré a probármelas. Me resultó imposible, tenia el dedo grande del pie completamente hacia abajo. Me asusté y decidí irme directamente a urgencias.
Después d'estar esperando más de cuatro horas a que me atendieran, me dijeron que no tenia nada. Que seguramente sería a causa del Parkinson. Me pincharon y me mandaron a casa.
El miércoles aun seguía igual así que me fui a mi médico de cabecera.De allí me mandaron de nuevo al hospital a que me hicieran unas placas. Cuando me vio el medico me dijo que no era nada físico, que era algo neurológico. 
Aunque no es nada físico, me escayoló él pie ya que al tenerlo rígido no se quedara en una mala postura. Ayer hizo una semana que voy con muletas y aun me queda prácticamente otra para que me quiten la escayola. Si cuando me la quiten ven que no he mejorado continuaran haciéndome pruebas hasta encontrar la raíz del problema.

Finalmente he decidido dejar los estudios. Cuando estuve en clase el lunes, mi tutora me dijo que no tenia derecho a la evaluación continua, es decir, que me lo jugaba todo en junio. Solo me faltó tener otro problema neurológico para tomar la decisión definitiva. Por ahora no se que voy a hacer, en primer lugar esperaré a ver que me dicen el lunes que viene y ya veré.

saliendo del hospital